Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

Por unanimidad, la Sala de la Cámara Alta, aprobó un proyecto de acuerdo del senador David Sandoval que busca declarar la obesidad como una enfermedad crónica y que se elabore un programa interdisciplinario de prevención, alimentación sana, práctica del deporte y promoción de hábitos saludables.

            Según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud -OMS- en 2016, tres de cada diez habitantes del planeta -más de 2.200 millones de personas- tenían sobrepeso, de las cuales casi 800 millones sufrían obesidad. Según la OMS, semejante alcance convierte a la obesidad en algo no solo estético, sino que mucho más grave, calificando a la obesidad como "una epidemia global del siglo XXI", pues es la causa para que se desencadenen numerosos y peligrosos problemas de salud.

Por su parte, en su reporte de 2019 sobre la Salud Pública de Chile, la OCDE indicaba que en el año 2016, un 40% de la población chilena tenía sobrepeso y que un 34,4% era obeso. De acuerdo a sus estadísticas, tales índices serían de los más altos dentro de los países OCDE.

Al respecto, la Encuesta Nacional de Salud realizada por el Ministerio de Salud ha mostrado que no se han conseguido progresos en la reducción en la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en los últimos 15 años.

Además, un Informe elaborado por la propia Biblioteca del Congreso Nacional, destaca las cifras derivadas de la Encuesta Nacional de Salud durante el período 2016 – 2017 y publicada en 2018, concluyendo que cerca de dos tercios de la población de Chile tiene “malnutrición por exceso”.

De ahí la importancia que el senador Sandoval le da al desarrollo de esta iniciativa, destacando el consenso transversal respecto a que la obesidad debe abordarse como una enfermedad crónica, problemática que ha abordado en reuniones con dirigentes de la agrupación Esperanza y Vida de Puerto Aysén, presidida por Jaqueline Melinao, quienes junto a la ONG 300 mil Mórbidos, han insistido en la importancia de poder avanzar en la concreción de este tema.

 

Programa interdisciplinario de prevención

En el mismo proyecto de acuerdo, se hace referencia a la necesidad de que junto con declarar la obesidad como una enfermedad crónica, también se tiene que poner en marcha el diseño, promoción, ejecución y acompañamiento de un conjunto de programas que impulsen las acciones preventivas en salud, centrados en la promoción de hábitos de vida saludables en los entornos familiares, escuela, trabajo y comunidades, en los distintos niveles de la esfera pública, privada y de la sociedad civil.

Asimismo, articular programas saludables de alimentación en los distintos niveles de la educación, que incentiven a los infantes, niños y jóvenes a reconocer el valor de consumir alimentos saludables, que aporten la energía y nutrientes que aporten los elementos necesarios para un mejor desarrollo y funcionamiento físico e intelectual.

Finalmente, se plantea incorporar y financiar programas y prestaciones de salud preventiva en los sistemas de salud previsional y de seguridad laboral, con metas anuales y trienales de cobertura en la atención de salud, con cuentas públicas que informen de los acciones y resultados por sub-sistemas, regiones, municipios y sectores de la población, que den cuenta de relaciones eficientes de costo – efectividad de las políticas.