Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*Ahora, el reglamento para la aplicación de la norma quedará en manos de la Subsecretaría de Pesca

“Creo que va a ser un cambio sustantivo para mejorar las condiciones de calidad de trabajo para la gente de mar”. Así lo aseguró el senador David Sandoval, luego de que en los últimos días fuera publicada la ley 21.287, la cual promueve el mejoramiento de las condiciones de habitabilidad de las embarcaciones que prestan servicios a la acuicultura. 

La iniciativa fue impulsada por el entonces diputado Sandoval, en el año 2015, la cual buscaba hacerse cargo de las falencias que presenta el tema, considerando que la ley de pesca no contempla el reconocimiento de aquellas naves que no solo pescan, sino que también prestan servicios, a través de mantención de redes, provisión de alimentos, insumos, entre otras. “Actualmente no se reconoce a las naves que se dedican a ese tipo de labores y por lo tanto las condiciones de habitabilidad de éstas para trabajadores, buzos, prestadores de servicios asociados a la industria acuícola en nuestra región son muy precarias para desarrollar su actividad”, señaló. 

En ese sentido, el parlamentario explicó que los trabajadores no necesitan bodegas para peces, sino que por el contrario, instalaciones para “comedores dormitorios, cocina, servicio higiénicos”, en definitiva, lugares que les permitan desarrollar de manera digna sus actividades considerando que en ocasiones permanecen por varios días trabajando en los centros. 

“Significa que la gente que se dedica a esta labor van a contar con la particularidad de que las naves van a ser reconocidas como tales”, agregó. 

Además, Sandoval recordó que la iniciativa surgió desde la propia región de Aysén, destacando el aporte de actores locales para la concreción de la misma. “Es una ley inspirada en el trabajo de un armador, don Roberto Schulteiss quien fue el inspirador de esto” destacó.

 

Cabe señalar que una vez publicada la ley el pasado 12 de diciembre, ahora habrá un periodo de aproximadamente seis meses, para que se elabore el reglamento que fijará las condiciones en que se aplicará la normativa, lo cual estará a cargo de la Subsecretaría de Pesca.