Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*A cuatro días del plebiscito, el parlamentario insistió en su postura por el Rechazo, señalando que las diferencias hay que ponerlas sobre la mesa y buscar los caminos para construir mejores leyes y políticas públicas

“Durante estos días, hemos escuchado a muchos actores políticos señalando que la Constitución nos va a resolver los problemas de las pensiones, de la salud, de la vivienda, de la educación, pero eso no es así; la Constitución no resuelve esos problemas”. Con estas palabras, el senador David Sandoval, se refirió al plebiscito que tendrá lugar este domingo, donde se decidirá si el país quiere o no una nueva Constitución.   

En ese sentido, el parlamentario señaló que “la Constitución, tal como se está planteando, no será la varita mágica que resolverá todos estos problemas”, enfatizando que de ser así “nos habríamos matriculado todos por hacer modificaciones”. Y esto, pues recordó que la actual Carta Magna, cuenta con más de 240 modificaciones, en cerca de 52 leyes. 

Por eso, hizo un llamado “a los verdaderos actores políticos, a los que piensan en el país, en el gran sueño que tenemos todos como sociedad”, a sentarse en la mesa y poner sobre ella las diferencias y punto de vista, para avanzar en un mejor país. “Entender que nuestras diferencias no son para ponernos en trincheras ni ponernos a tirar piedras, ni nada que signifique destrozos ni destrucción”, agregó. 

En esa línea, insistió que los problemas que viven cientos de chilenos y chilenas no se resuelven con una nueva Constitución, sino que por el contrario, eso se logra con la construcción de buenas leyes y políticas públicas. “Para eso, hay que sentarse y construir ese diálogo, un diálogo que algunos quieren ver de una manera distinta, que nos quieren llevar a un punto extremo de la discusión”, insistió.

Finalmente, el legislador lamentó y criticó los hechos de violencia que se produjeron en los últimos días. “Hemos visto los destrozos, hay gente que no respeta ni la fe ni las cosas más básicas de nuestra sociedad”, insistiendo en su postura por el Rechazo.