Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*Senador David Sandoval, destacó la posibilidad de llegar a acuerdos en esta materia, considerando las realidades de los distintos territorios 

“No puede haber un mismo esquema y un mismo modelo de desarrollo pensando en la diversidad y particularidades que tienen los territorios de Aysén y Magallanes”. Así lo aseguró el senador David Sandoval luego de que la comisión de Pesca de la Cámara Alta, concluyera el análisis de las indicaciones al proyecto que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura, en lo relativo a las licencias transables de pesca e incorpora normas para prevenir la pesca ilegal.

El parlamentario señaló que ambas regiones tienen evidentes diferencias con el resto del país, en materia social y económica, entre otros aspectos, por lo cual valoró la disposición a buscar puntos de encuentro en la norma que se estaba discutiendo. “Yo valoro los puntos que se han encontrado, las disposiciones, las voluntades, los espacios que se han abierto para, en definitiva, entender que tenemos realidades distintas, que hay que considerarlas en la ley y no pretender pasar por arriba de ninguna instancia, solamente construir un buen desarrollo para todos”, señaló durante el debate. 

En ese sentido, Sandoval afirmó que el desarrollo, en distintos ámbitos, es compatible en la medida que se consideren todos los aspectos relacionados a la sustentabilidad, conservación y proyección de los recursos. “En nuestra región, se han levantado grupos que dicen no a un sinfín de actividades; que aparentemente quisieran no hacer nada. Yo no me inscribo en que hay que ponerle candado a la región de Aysén y a la Patagonia en general. Sí me inscribo en aquellos que creemos que en la zona austral hay que establecer un mecanismo de desarrollo donde efectivamente las cosas que se hagan, se hagan con criterio, con la ciencia por delante, con los controles, resguardos y sustentabilidad del tema”, subrayó. 

Por lo mismo, es que también valoró el rol y la disposición que han mostrado los propios dirigentes pesquero artesanales, en estos temas. “Lo han dicho muchas veces nuestros dirigentes: `no queremos recibir bonos, ni canastas, ni granjerías asistencialistas`, sino que por el contrario lo que quieren son instrumentos, opciones y mecanismos efectivos, para el desarrollo eficiente del territorio. Y es en esa perspectiva donde vamos a trabajar en una región con tanto potencial y recursos”, puntualizó. 

“Yo confío en que estos acuerdos nos permitan avanzar en esta tarea”, agregó. 

Alcances del proyecto 

La iniciativa considera el fin a la renovación automática de las licencias transables de pesca, reafirmando el carácter público de los recursos hidrobiológicos y su reemplazo por un sistema público y transparente de subastas. Además, se refuerza que los recursos pesqueros son de soberanía estatal y se insistió en un registro pesquero artesanal con variables regionales y locales, para incorporar a quienes hoy operan, pero no cuentan con autorización.

Se reconoce el rol de la mujer en la pesca y en la cadena de valor de la pesquería artesanal; se crea una plataforma social; se fomenta el consumo humano; se consagra la movilidad de los tripulantes; se establece como principio en la regulación de artes y aparejos la preferencia de aquellos que sean selectivas y ambientalmente sustentables; entre otras normas que van en directo beneficio del sector artesanal.

Ahora la iniciativa pasa a la comisión de Hacienda del Senado, siguiendo así su trámite lehgislativo, antes de pasar a la discusión a la Sala de la Cámara Alta.