Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*Esto, luego de que el parlamentario participara del lanzamiento del PTI  Desarrollo Competitivo de Fiordos y Canales de Aysen, desarrollada en los últimos días en Puerto Chacabuco

El año 2019 estuvo marcado por la urgente necesidad de cambiar la mirada en materia de desarrollo productivo en la región de Aysén, necesidad que permanentemente fue planteada por el senador David Sandoval quien estuvo trabajando con dicho fin, sosteniendo numerosas reuniones con distintos actores vinculados al desarrollo productivo a nivel local y nacional. 

Dicha labor desembocó en la firma de un Protocolo Productivo entre representantes de la industria del salmón y el Gobierno, con el fin de que esta actividad tenga un cambio importante en la forma de desarrollarse y vincularse con nuestra región, donde cada actor involucrado asume, en un plazo acotado de tiempo, distintas tareas y responsabilidades. 

Y es en ese contexto, que en los últimos días se produjo el lanzamiento del PTI Desarrollo Competitivo de Fiordos y Canales de Aysen, instancia que se enmarca precisamente dentro del documento firmado en agosto del año pasado. “Se formalizó este programa de apoyo al desarrollo de las actividades del salmón, donde los salmoneros tienen que tener un cambio estratégico total en su forma de hacer su trabajo; (los salmoneros) lo han entendido y a raíz de eso se formalizó esto, que debería apuntar en la perspectiva de un modelo de desarrollo de la industria en la región y cómo se incorporan a Aysén”, señaló el parlamentario.  

Para Sandoval, todos estos esfuerzos deben desembocar en que la industria termine por procesar en la zona. “El protocolo son diez años, plazo en que debe cumplirse esta meta, para lo cual se deben desarrollar una serie de cosas: dónde están las zonas industriales, los rellenos sanitarios industriales, etc”, subrayó. 

Y esto, pues para el legislador, en la región necesitamos empleo y no cualquiera, sino que estas actividades estén muy bien planteadas. “Aquí no se trata de abrirle las puertas a los salmoneros para que hagan o deshagan, sino que por el contrario, hay exigencias de carácter ambiental rigurosas, donde están haciendo todo un programa de limpieza de playas, tienen que cambiar sus prácticas ambientales. También, prácticas de carácter laboral”, puntualizó.

En definitiva, acotó, “no se trata solamente que la región abra puertas, sino que también (ésta) pone exigencias laborales, ambiental, de instalación y procesamiento en la región”, lo cual considera que también debe ser aplicado a los demás sectores productivo en Aysén, por ejemplo, el turismo, ganadería, agricultura, entre otros. “Hay un cúmulo de oportunidades en la región que hay que poner en movimiento”, concluyó. 

Cabe señalar que durante la jornada, el parlamentario también se reunió con dirigentes sindicales y representantes de la empresa Friosur, emplazada en Puerto Chacabuco, oportunidad en que recorrió sus instalaciones, conoció el proceso productivo y dialogó con los trabajadores, en compañía del Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, el director regional de la institución, Raúl Morales, y el consejero regional Eligio Montecinos.