Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*Parlamentario dijo que, si bien concuerda con el rango de bien nacional de uso público de este recurso, cuestionó que el proyecto declarara de utilidad pública todos los derechos de agua constituidos, siendo susceptibles de recuperación por parte del Estado, lo que a su juicio, “genera incertidumbre”

“Hay que buscar proyectos que se transformen en solución y no en mera retórica comunicacional e ideológica”. Así lo aseguró el senador David Sandoval, al referirse al proyecto de Reforma Constitucional sobre el dominio público de las aguas, el cual fue rechazado por la Cámara Alta a comienzos de esta semana.

El parlamentario indicó que en la primera parte del proyecto que plantea el senador Guido Girardi, se señala que el agua es un bien nacional de uso público, lo cual ya está consagrado casi literalmente en el Código Civil y se replica en el Código de Aguas actual. “Por lo tanto, hoy el agua tiene rango de bien nacional de uso público, algo en lo que estamos de acuerdo”, indicó.

Pero, agregó, el problema se produce al analizar el resto del proyecto, donde se declara de utilidad pública todos los derechos de agua constituidos, siendo susceptibles de recuperación por parte del Estado. “Y esto genera incertidumbre”, afirmó.

“El agua dulce en nuestro país es el 5% para el consumo humano, mientras que el otro 95% lo usan todas las actividades económicas y productivas del país. Ahí es donde entramos a la discusión ideológica, de la cual no estamos de acuerdo. No es posible que un campesino, que un agricultor, un ganadero, etc., que utilice el agua, entre en esta condición de incerteza”, recalcó.

También, dijo, es falso decir que lo que se ha rechazado tenga que ver con privilegiar el rango constitucional para el consumo del agua. “Eso es falso, porque la ley así lo consagra y contempla, siendo absurdo que el Estado no tenga resguardo para el consumo de este recurso. Incluso aún más, presentamos una moción de modificación constitucional, en marzo de 2019, que consagra el consumo humano de agua como un derecho constitucional (iniciativa actualmente está en comisión de Constitución de la Cámara Alta)”, agregó.

Por eso, a juicio del senador Sandoval, “esta discusión se transforma en una cuestión de carácter ideológico”, lo que considera coloca en un escenario de incerteza a todo el aparataje productivo del país.

También aclaró que, cuando se habla de que el agua pertenece a unos pocos, en rigor es el Estado el que entrega derechos de aprovechamiento y no de titularidad. “Y el propio Código de Aguas señala que estos derechos son susceptibles de expropiación”, puntualizó.

            En materia legislativa, precisó que desde hace un tiempo se ha venido trabajando junto con otros senadores, una reforma que establezca esta condición, relacionada con el rango de bien nacional de uso público, y cuya gestión y administración, le corresponde al Estado. “Ahí no tenemos ninguna objeción y vamos a avanzar en esta discusión, para elevar de rango de ley a rango constitucional el carácter de bien nacional de uso público del agua. Ahí hay que centrar el tema, lo demás es más que nada una discusión ideológica que no tiene trasfondo y que no tiene más que un afán ideológico, típico de los proyectos del senador Guido Girardi”, recalcó.

            Para Sandoval, se debe ir al fondo del problema, enfatizando que con una ley o una Constitución no se resolverán los problemas que existen hoy en día con el agua. “Necesitamos recursos, infraestructura, que es lo que más ha hecho falta en el país en las últimas décadas. Y por eso, propiciamos que, a través de estos mecanismos, se construyan lo que hoy necesitamos: embalses, canales, etc”, precisó.